El capturado secretario de Gobierno del Meta, Hernán Gómez Niño, aprovechando su reconocimiento e influencias políticas, lideraba una empresa criminal que desde al año 2015 cooptaba la contratación de varios municipios, obteniendo millonarios recursos, en los departamentos de Meta, Casanare y Cundinamarca.

Gómez Niño conformó la organización criminal con cuatro ingenieros civiles, con la que constituyeron más de una docena de empresas para obtener los contratos de las entidades territoriales, con la complicidad de funcionarios públicos, señaló la Fiscalía en una de las audiencias que se cumplen en Villavicencio.

(Siga leyendo: Capturan en Villavicencio al secretario de Gobierno del Meta, Hernán Gómez Niño). 

Allí, la Fiscal del caso señaló que le imputan cargos por delitos que atentan contra la seguridad, la administración y la fe pública: concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación y falsedades en documento privado.

A la investigación también están vinculados los exalcaldes de Fuentedeoro (Meta) Guillermo Suarez Trujillo y Jesús Antonio Londoño Zapata.

La fiscal relató que desde el año 2015 hasta noviembre de 2022, Gómez Niño -abogado-, junto con los ingenieros civiles Carlos Augusto Daza Orrego, Claudia Milena Ricaurte Rincón y Yeyson Javier Medina Reina, acordaron cooptar ilegalmente, entre ellos, masivamente la contratación pública de varios municipios de los tres departamentos.

Su propósito era que las administraciones direccionaran la contratación a su favor y beneficio, prevalidos de un conglomerado liderado por las empresas Parco Limitada, ahora Parcos SAS, Ariari Ingeniería Limitada y Carlos Augusto Daza Urrego, a los cuales les era asignada la contratación a dedo, por intermedio de este plan criminal logrando comprometer millonarias sumas de recursos a su favor.

(Le recomendamos: Las mansiones del Atlántico que roban energía eléctrica las 24 horas del día). 

Para la Fiscalía no hay duda de que Gómez Niño era el jefe de la organización criminal, por intermedio de su reconocimiento e influencias políticas. Gómez Niño empezó a ser reconocido públicamente como secretario Privado del Meta, en el periodo 2008-2011.

En el 2013 aspiró a ser gobernador por el Centro Democrático, gracias a su cercanía con Álvaro Uribe, especialmente con los hijos del expresidente, pero perdió ante la candidata liberal Marcela Amaya, y actualmente acompañaba la administración del gobernador Juan Guillermo Zuluaga como secretario Privado.

Ese reconocimiento, señala la Fiscalía, le permitieron realizar alianzas ilegales con funcionarios de los diferentes entes territoriales, obtener información privilegiada de las necesidades de las entidades públicas, desde antes de ser oficiales los procesos de contratación estatal.

(Más: Tragedia en Ibagué: una madre y su bebé fueron halladas muertas en un baño). 

Esa información, Gómez Niño la entrega a los socios con los que conforman conglomerado criminal integrado por una docena de empresas que constituyeron para participar de los procesos contractuales.

De esa manera, dijo la Fiscal en la audiencia, canalizaban y manipulaban la contratación pública, carente de los pliegos de condiciones, comprando la experiencia acreditada a terceras empresas y comprando la experiencia a profesionales en ingeniería y arquitectura para dar cumplimiento a los procesos contractuales.

Sin embargo, advierte la Fiscal, Gómez Niño y sus socios, nunca participaban en la ejecución de los contratos.

Más noticias 

Capturado por la desaparición de Danna Alzate, también la abusó y la asesinó

Hallan latas vacías de cervezas y materia fecal en minas ilegales de Santander

VILLAVICENCIO

Por akzfw