La justicia iraní confirmó este martes la pena de muerte para cinco personas acusadas de matar a un miembro de la milicia paramilitar Basij en la ola de manifestaciones que sacude el país.

(Lea también: ‘Drogaba a mis hijos hambrientos para ayudarles a dormir’)

Otras 11 personas, entre ellas tres niños, fueron sentenciadas a largas penas de prisión por la muerte de Ruhollah Ajamian, informó en una rueda de prensa el portavoz de la autoridad judicial, Massud Setayeshi.

 La sentencia podrá ser apelada, añadió. Ajamian, de 27 años, murió el 3 de noviembre en Karaj, una ciudad al oeste de Teherán donde se celebraba una ceremonia de luto por la muerte de un manifestante, según los medios locales.

Según los fiscales, las personas condenadas atacaron al agente de seguridad, que en ese momento no estaba armado y lo desnudaron antes de matarlo.

Formaba parte de la milicia Basij, vinculada a los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de Irán.

La agencia de la Autoridad Judicial Mizan Online informó la semana pasada que un grupo de 15 personas había sido acusado de «corrupción en tierra» por la muerte de Ajamian, uno de los delitos más graves del código penal.

En un primer momento, la agencia anunció penas para 11 personas, incluido una mujer, pero cuando empezó el juicio, señaló que 15 personas habían sido acusadas.

La sentencia de este martes eleva a 11 el número de personas condenadas a muerte en Irán desde el inicio de las protestas.

La República Islámica está sumida en una oleada de manifestaciones desde la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años que falleció tras ser detenida por la policía de la moral por no llevar correctamente el velo. Las protestas han dejado a más de 300 muertos, aseguró el lunes un general iraní.

AFP

Más noticias

Un muerto y 14 heridos tras dos explosiones en distintos puntos de Jerusalén
Al menos 15 muertos y 28 heridos en un atentado en un seminario en Afganistán

Por akzfw