El Plan de Alimentación Escolar para los niños de Boyacá está embolatado; Alcalde de Socotá culpa al Gobernador y a su equipo


Foto | OPGB / archivo

Alcalde de Socotá hizo serios cuestionamientos al Director y al Subdirector del PAE en Boyacá, a la Secretaría de Educación y al Secretario de Planeación que no se dieron cuenta que desde el 26 de abril el Gobierno Duque firmó un decreto que iba a generar traumatismos. Señala que es posible que los niños se queden varias semanas sin alimentación.

“El gobernador Ramiro Barragán está diciendo que él destrabó el giro de los recursos de regalías para el Plan de Alimentación Escolar, PAE, pero eso no es cierto y ya se hizo tarde, por lo que los niños se quedarán semanas y tal vez meses sin esa alimentación”.

Lo dice William Eusebio Correa Durán, alcalde del municipio de Socotá, quien enfatiza que ‘un mandatario no puede jugar con la alimentación escolar de los niños”.

Se duele el Alcalde de que no se hubiera aplicado el principio de planeación, cuando el Gobernador tiene a numerosos funcionarios encargados de manejar ese programa, incluyendo un director y un subdirector, una Secretaria de Educación y un Secretario de Planeación que no se dieron cuenta de lo que iba a ocurrir y ahora no hay recursos para brindarle la alimentación a miles de niños, muchos de ellos de zonas apartadas.

Anota el Alcalde que esa situación se debió prever incluso desde enero, porque muchos departamentos firmaron desde ese mes un solo contrato para todo el año y con un solo proveedor, con recursos propios y no de regalías y que, adicionalmente, están ofreciendo servicio de transporte escolar, lo que no ocurrió en Boyacá.

“Es increíble que una situación como estas se hubiera presentado en Boyacá en donde siempre nos han dicho que el Programa de Alimentación Escolar es modelo a nivel nacional y una de las banderas del Gobierno departamental”, anota Correa Durán.

También dijo el Alcalde que el problema no es solamente lo que pasó y está pasando en el segundo semestre del año escolar sino que en el primer semestre en una gran cantidad de municipios el servicio no se ofreció o se prestó, pero con muy mala calidad.

“En esta oportunidad la tardanza con los recursos del PAE obligará a los municipios a improvisar para tratar de sacar las licitaciones a tiempo; seguramente tendrán que hacer la convocatoria varias veces, en muchos casos no se presentarán operadores y los alcaldes nos podemos terminar metiendo en problemas”, dijo Correa.

Aseguró el Alcalde que hay muchos departamentos en donde todo el Programa de Alimentación Escolar se paga con recursos propios y se incluye, además, el transporte escolar, que son fundamentales para la educación de los niños; pero que ahora el Gobernador de Boyacá pretende que los congresistas le ayuden, que el Gobierno nacional le ayude; que los alcaldes ayuden, cuando él no fue capaz de hablar sobre el tema con Iván Duque, con quien estuvo reunido en varias ocasiones, incluyendo una visita presidencial a Nobsa, el pueblo de Mandatario.

El problema, según el Alcalde, es muy complejo, porque no va a ser fácil adelantar todo el proceso para que el servicio se pueda prestar pronto a los niños y porque no habrán operadores interesados en contratar, además de que los organismo de control, incluyendo a la Procuraduría, la Contraloría, la Defensoría del Pueblo estarán encima no solo de los procesos de contratación sino de la prestación del servicio, que también será vigilado por los propios niños y por los padres de familia.

Según Correa, el problema para comenzar el segundo semestre con el programa de alimentación escolar se originó en un decreto firmado por el presidente Duque desde el 26 de abril que prohíbe hacer convenios con los recursos de la Nación, con departamentos y los municipios, pero que en el caso de Boyacá hubo negligencia pues había tiempo para actuar y reaccionar y hubo oportunidades para que el Mandatario regional abordara el tema con el Presidente de Colombia.

“Por más que los alcaldes corramos, generando un riesgo jurídico y que incluso nos puedan investigar y sancionar disciplinariamente, los niños se van a quedar sin el Plan de Alimentación Escolar y es increíble que eso suceda cuando hay expertos que debían haber actuado, entre ellos abogados y administradores de empresas, que no hicieron un estudio de mercado acorde a la realidad de los municipios. Y ahora son los niños y los padres de familia los que deberán pagar las consecuencias”.

Enfatizó que en Boyacá este año el Plan de Alimentación Escolar no se ha prestado cumpliendo los estándares de calidad y cantidad y que los niños merecen una ración digna.

“Creo que el Gobernador debe reconsiderar el tema de la responsabilidad o irresponsabilidad de sus secretarios y directores; el Gobernador no puede seguir improvisando y poner en riesgo un programa de esas características cuando miles de niños lo necesitan, especialmente los que viven en veredas lejanas y zonas apartadas”.

Finalmente, dijo que el Gobierno de Boyacá tuvo tres meses para haber tomado los correctivos y que en varias oportunidades dejó esperando a los alcaldes que quisieron hablar con él para exponerle la situación.

Finalmente aseguró que los alcaldes tendrán que correr y exponerse jurídicamente, pero que el que paga las cuentas del PAE es el Gobierno de Boyacá, pero lo hace con tres o cuatro meses de atraso, razón por la cual es muy probable que los operadores ahora no quieran presentarse a las licitaciones que se abran.

“El Gobernador no debería ilusionar a los alcaldes y a las comunidades de que el problema se va a solucionar pronto; lo que va a ser es que nos va a botar la papa caliente y que nosotros respondamos”, dijo adicionalmente Correa.

Deja un comentario Cancelar respuesta

Salir de la versión móvil